Skip to main content

La ecografía veterinaria es la técnica de diagnóstico por imagen más versátil de la que dispone el veterinario en la clínica diaria ya que permite realizar diagnósticos rápidos, de una forma inocua y con un alto grado de fiabilidad.

Es el método de imagen que permite diagnosticar las afecciones uterinas con mayor facilidad y rapidez detectándolas incluso en su fase inicial.

La ecografía veterinaria nos permite estudiar la cavidad abdominal, realizar ecocardiografías y ecografías de estructuras más superficiales.

Varios factores contribuyen al éxito de la práctica veterinaria. Entre ellos se encuentran aspectos relacionados con la formación continuada de los profesionales, el equipamiento y la actualización de tu centro veterinario.

La Dra. Agnés Seva, al cargo de la consulta de diagnóstico por imagen en Curasana, está ya acabando su postgrado en Ecografía Clínica de Pequeños Animales. Gracias a su recién adquirido ecógrafo de última generación, trabaja cada día más contenta:

«Naturalmente, la calidad de las imágenes es un factor determinante en la visualización de los tejidos y órganos al realizar ecografías a mascotas. Por ello, es muy importante que el equipamiento ofrezca alta definición, ajustes y controles para uso veterinario y, en general, que brinde todas las facilidades para llevar a cabo el procedimiento con comodidad y éxito.»

Dra. Agnés Seva, Veterinaria General Canina y Felina y responsable por las consultas de diagnóstico por imagen en la Clínica Veterinaria Curasana

Comentar