Skip to main content

Seguramente puedas pensar que ya le brindas pienso seco a tu perro y que este tiene un efecto positivo sobre el sarro. Bueno, lo cierto es que el pienso seco es más abrasivo que el húmedo e impide en mayor grado la acumulación de sarro, pero no ejerce ningún efecto higiénico sobre las piezas dentales de tu mascota.

Si cepillamos los dientes de nuestro perro a diario, lograremos mejorar su aliento y prevenir que aparezcan enfermedades bucales.

Para comenzar el cuidado dental de tu mascota, vas a necesitar: cepillo y pasta de dientes específica para perros

  • Acostumbra a tu mascota a que te deje tener los dedos cerca de la boca y dentro de ella. Esto tiene que suceder gradualmente.
  • Comienza tocando la zona del hocico suavemente y de manera constante aunque no prolongada.
  • Acostumbra a tu mascota al sabor de la pasta dental poniendo un poco en tus dedos y dejando que la olfatee y lama. Si lo cepillas cada día aproximadamente a la misma hora, tu mascota se acostumbrará mucho más rápido.
  • No apresures las cosas. Cuando estés listo para comenzar, sube a tu mascota a una mesa o a tu brazo. Abrázalo suavemente para reducir sus movimientos y evitar que escape. Esto facilitará el acceso a la boca de tu mascota. Levanta su labio superior y desliza el cepillo con un movimiento circular a lo largo de la línea entre la encía y el diente.

Si quieres más información pásate por Curasana, donde le haremos una revisión gratuita y te asesoraremos sobre cuál sería el mejor tratamiento.

Leave a Reply